Las cervezas Sour, al alza

La implantación del estilo Sour

Más allá de las IPA y las Imperial Stout, las cervezas estilo Sour se están imponiendo como tercer estilo entre los consumidores españoles de cerveza artesanal. Este fenómeno ya ha comenzado con fuerza en Estados Unidos donde están desplazando el consumo de IPAs y todos sus sub-estilos.

 

Cervezas Sour Ale
Cervezas Sour en OKasional Beer

Cervezas Sour: Acidez versus amargura

La cerveza estilo Sour no son un género de sabor tradicional. La mayor parte de consumidores están acostumbrados a la cerveza amarga, fruto de la adición de lúpulo en su elaboración. Alternativamente, este estilo presenta un sabor marcadamente ácido, fuera del concepto del que se está habituado.  Además, es seco, aromático y normalmente posee poca graduación, entre 3 y 4 grados. Más allá del estilo central Sour Ale, se pueden citar otros estilos que entrarían a formar parte de las cervezas ácidas.

Variedad de estilos

Uno de ellos son las Berliner Weisse, que incorporan tonos herbáceos, florales o afrutados. Por su parte, las Lambic son cervezas de fermentación espontánea en las cuales suelen añadirse frutas. Las Saison son cervezas de temporada. Disponen una amplia variedad de sabores: especias, flores, frutas o incluso vinícolas. Finalmente, hay que mencionar las Gose, que suelen transmitr aromas florales y herbales por la adición de cilantro.

Aprender a apreciar las cervezas Sour

Es costumbre oler una cerveza artesanal antes de probarla. En el caso de las Sour se hace imprescindible. Nuestro cerebro está acostumbrado al amargor cuando tenemos la intención de consumir una cerveza. Lo que hace la nariz es transmitir un mensaje al cerebro mediante el cual sabe que la sensación que va a tener es diferente a la acostumbrada. Muchos consumidores la rechazan porque sólo entienden la cerveza amarga. Hay que comenzar a admitir que hay más estilos de cerveza y que esa acidez se puede llegar a apreciar como una sensación nueva. Luego, si no gusta, siempre se puede volver al estilo de siempre. Las Sour son una buena variante para los que gusten de nuevas experiencias de sabor. Son muchos los ingredientes que pueden llegar a incorporar y fusionar entre sí. Flores, frutas, hierbas… todo vale, desde la profesionalidad del productor, para ofrecer novedades a un público artesanal inquieto, abierto a la curiosidad y a nuevos retos organolépticos.