¿Cerveza artesanal o cerveza independiente?

El término “cerveza independiente” gana adeptos

Tengamos en cuenta el término cerveza independiente. Hasta el momento, para diferenciarse de la cerveza industrial, el resto de cerveceras han adjetivado su cerveza como “artesanal”. En la actualidad resulta un calificativo aplicado a nivel general en todo el sector craft. Pero desde hace algún tiempo se pone en duda la eficacia de esta denominación. La cuestión reside en que para los consumidores que todavía están en el lado industrial puede sonarles a “cerveza de bañera” o “cerveza de garaje”. Estos calificativos pueden dar lugar a una concepción de falta de profesionalidad e incluso de garantías sanitarias de consumo. En cambio, el término “cerveza independiente” puede dar lugar a otras sensaciones ante el consumidor que todavía está por conocerla.

 

Cerveza independiente, el nuevo adjetivo para la cerveza artesanal.
Cervezas independientes en OKasional Beer

La elaboración de las micro brewers

Gran parte de la cerveza on fire que se produce hoy en día viene de la mano de micro cervecerías. Son puntos de elaboración cuyas capacidades de producción distan con creces de las centenarias cerveceras industriales. Sus consumidores habituales ya han realizado el paso completo hacia el lado artesanal y no deben ser convencidos del terreno que pisan. Pero para el público potencial debe realizarse no sólo un ejercicio de calidad sino también de marketing. Y en este punto se presume más efectivo el término “independiente” que el “artesanal”. Independiente transmite personalidad, buen hacer y rebeldía en torno a lo establecido. Compañías que creen que pueden aportar un producto mejorado aunque sean de tamaño reducido en comparación a los gigantes cerveceros. Miman el producto, sus diseños y la capacidad de ofrecer cerveza fresca en pequeños lotes. Por el contrario, el término “artesanal”, aunque es para referirse al mismo concepto de cerveza, transmite una sensación que puede resultar “anticuada”. Eso es, lejos de los estándares de un nuevo público “moderno” que se pirra por nuevas experiencias, retos y sabores. Cerveza independiente, ¡viva independiente!