¿ERES MAYOR DE 18 AÑOS?
Estoy de acuerdo con los términos y condiciones

Nuestras cervezas artesanas

Novedades

Cerveceras artesanas

Comprar cerveza artesanal online está más cerca de ti. En okasional-beer.com hemos querido acercarte a los mejores productores de cerveza artesana tanto nacional como internacional.

Hemos seleccionado cuidadosamente las mejores cervezas que están surgiendo en España y las que llegan del extranjero para que las tengas a tu alcance a través de nuestra web o en nuestra tienda física. Nuestro catálogo te permitirá en solo un click encontrar todos los estilos y referencias actuales.

Cada año hay más cerveceros que apuestan por la cerveza artesana. El fenómeno llamado “craft”, que nació en Estados Unidos, ha llegado con mucha fuerza a España y está ya en fase de consolidación. Quien prueba, repite, y quien repite… ¡Se queda!

Con el crecimiento del sector artesanal en los últimos años han aumentado el número de tiendas de cerveza online, pero en pocas de ellas encontrarás la gran variedad, exclusividad y posibilidad de escoger cervezas artesanales de unidad en unidad como en okasional-beer.com. Nuestros más de 5 años en el sector nos ha llevado a ser una de las tiendas online de referencia.

Las mejores marcas de cervezas artesanas

Es muy complicado dar a conocer un listado de las mejores marcas de cervezas artesanas, aunque en la actualidad y de manera destacada podemos citar a Soma, Basqueland, Garage Beer, Gross, Península, REC Brew, Espiga, Freddo Fox, Dougall’s, Jakobsland, Cierzo, Caleya, La Pirata, Oso Brew y Río Azul, entre otras. Hoy en día elaboran ediciones limitadas cada semana, colaboraciones entre cerveceras, empleo mayoritario del formato lata con tremendos diseños en las etiquetas y una diversidad de estilos en torno al más demando por el público artesanal como son las IPAs. 

¿Qué significa cerveza artesana?

Como todos los productos artesanos alimenticios, la cerveza artesana se caracteriza por haber sido elaborada en reducidos lotes de producción, sin materias primas industriales y sin la aplicación de los procesos finales de pasteurización y filtrado.

¿Cuál es la diferencia entre la cerveza artesanal y la industrial?

Las cervezas industriales están elaboradas a través de una gran escala de producción, usualmente con ingredientes más procesados y con un proceso de filtrado y pasteurización final. En cambio, la cerveza artesanal es un producto vivo, en la que deben cumplirse las mejores condiciones de frío en el almacenamiento y transporte para que ofrezcan al consumidor todas las propiedades organolépticas que incorporan de manera óptima.

¿Qué tiene de especial la cerveza artesanal?

Podemos adaptar esta pregunta entre la diferencia existente entre la leche fresca de vaca obtenida en granjas familiares y la leche pasteurizada elaborada en granjas de gran tamaño. En nuestro país, el gran público está habituado a la cerveza industrial porque durante más de un siglo no estuvo presente ningún tipo de cerveza viva y de reducida producción. En la actualidad, poder llegar a probar los estilos que emanan de la cerveza artesanal acaba impresionando a un público, el cual entra por un camino de difícil vuelta atrás.

¿Qué tiene de bueno la cerveza artesanal?

Es un producto vivo y que transmite todas las propiedades organolépticas que el productor quiere difundir al consumidor a través de la multitud de estilos artesanales que existen en la actualidad hoy en día: Lager, Pilsen, Pale Ale, Lámbicas, Porter y la multitud de variantes de las IPA, Sour e Imperial Stout, como principales ejemplos. Además, la manera de estar elaboradas hacen que las resacas, dentro de un consumo responsable, ¡no existan!

El presente de la cerveza artesana

Hace algunas semanas El País publicó un artículo donde situaba la cerveza artesana en el 1% del total de cerveza consumida en España. En él, argumentaba que está subiendo “como la espuma”. Hombre, un 1% no es precisamente para marcar estos hechos como una revolución. Está subiendo pero de modo decididamente contenido. El principal factor para evitar su mayor crecimiento debe buscarse en las acciones llevadas a cabo por las grandes cerveceras industriales, que invierten desmedidos presupuestos en conservar la atención de los consumidores hacia sus marcas. Además, comienzan a difundir conceptos que nunca antes habían empleado. Expresiones como “doble malta”, “mezcla de lúpulos”, “IPA”, etc. Esta situación hace pensar que ven a la cerveza artesanal como una amenaza en el futuro y, por tanto, han comenzado a reaccionar en el presente.

Mercado español cervecero

Hasta hace pocos años, el mercado español estaba repartido entre las grandes cerveceras nacionales. Esta situación arranca de principios del siglo XX, cuando se creó la Asociación Española de Cerveceros. Desde entonces hasta no hace tantos años, este reparto había sido diseñado para evitar colisionar y entrar en una feroz competencia. El hecho de ser pocos los oferentes y abarcar grandes zonas hacía que sus necesidades de conseguir altos beneficios estuvieran más o menos satisfechas. Con la entrada de cerveceras internacionales en España a partir de los años noventa del siglo XX, la situación tampoco cambió mucho, ya que la mayor parte de esas cervezas foráneas eran distribuidas por los principales grupos españoles. Heineken España (que liquidó El Águila y compró Cruzcampo), Mahou San Miguel, Damm, y a cierta distancia Estrella Galicia, La Zaragozana y Cervecera de Canarias. Ahora la situación sigue siendo prácticamente la misma que la descrita. Pero es verdad que ciertas compañías cerveceras artesanales han adquirido cierta notoriedad. No obstante no escapan del mundo underground, ya que no son conocidas por el gran público. En definitiva, la cerveza artesana no escapa de ser un mero producto exótico, excepto quizás en grandes ciudades donde hay cervecerías únicamente dotadas de surtidores artesanales. Pero así y todo, su proporción en relación a las cervecerías convencionales está en mínimos.

Cerveza artesanal vs. cerveza industrial

A juicio de OKasional Beer, el foco de la cuestión no debería estar tanto en cuánto puede llegar a crecer el sector artesanal, cuántas variedades de cerveza ofrece o si la calidad está a la altura de las elaboradas en otros países.

La cuestión es si la cerveza artesana podrá competir de tú a tú con la industrial, como está pasando en Estados Unidos y en países del centro y norte de Europa. Y la verdad es que, aunque cada vez hay más público que se deleita con ella, la evolución de su consumo es lenta. No se prevé que a corto o medio plazo deba de ser una preocupación para los beneficios de las grandes corporaciones cerveceras españolas.

¿Cómo podría la cerveza artesana dar un paso de gigante?

Con la inversión comprometida en el sector no puede hacerse prácticamente nada. Son migajas respecto a los enormes presupuestos de las grandes compañías. En este punto se podría pensar en la época en la que la buena ginebra rompió estándares y se convirtió casi de la noche a la mañana en algo de moda.

La pregunta es si el sector cervecero artesanal pudiera conseguir algo similar. La cuestión es que algún estilo artesanal revolucionara el sector. Pero el problema es que entre el gran público se pusiera de moda. Las grandes corporaciones reaccionarían enseguida y sacarían su particular elaboración de ese estilo. Esto les haría calmar la tormenta. Lo que tendría que pasar es que las cerveceras artesanales pusieran de moda un estilo que no fuera imitable por los gigantes. Y, ¿cuál sería ese? La Imperial Stout.

Cerveza artesana de estilo Russian Imperial Stout

Las Imperial Stout son cervezas de color oscuro, de maltas tostadas y licorosas. Acostumbran además a tener distintos sabores de fondo como el café, chocolate, vainilla, caramelo, anís, etc. Algunas de ellas se fermentan en barricas de whisky, bourbon o brandy, atrayendo parte del sabor de esas bebidas. En general, estas cervezas suelen estar elaboradas por cerveceras artesanales. En España, por ejemplo, ninguna cervecera industrial de la que OKasional Beer tenga constancia, elabora este tipo de cerveza. De hecho, ni tan siquiera una de estilo Porter, hermana pequeña de las Imperial Stout, en sabores y graduación alcohólica.

Oportunidad para el sector cervecero artesanal español

Si el gran público comenzara a demandar la Imperial Stout, las cerveceras industriales españolas no tendrían posibilidad en un corto plazo. Sus plantas de producción y sus recetas no contemplan, de buen seguro, la elaboración de esta variedad.

Entonces, en el lapso que va desde este arranque hasta un largo plazo, el sector cervecero artesanal español gozaría de una gran oportunidad. Esa es la de un monopolio de oferta con una demanda al alza de los consumidores. Y además, esta coyuntura les daría la oportunidad, por una parte, la difudisión sus Imperial Stouts. Además, también para que el gran público se diera cuenta por fin que existen más cervezas que las que se les habían ofrecido en este país.

Numerosos consumidores caerán en la cuenta que para salir de la “cerveza tradicional española” no es necesario acudir a los clásicos belgas o alemanes. En efecto, en España se elaboran cervezas artesanales de muchos estilos y de gran calidad. Este último aspecto queda reflejado en los magníficos índices internacionales. Es el caso de Untappd, Rate Beer o Beer Advocate. En ellos diversas cerveceras españolas cosechan en consolidadas publicaciones de nivel mundial. Y se abrirá un mundo. Un mundo que si se sabe aprovechar dispondremos de una cerveza a la altura del vino que tenemos. ¿O es que cuando queremos beber un vino decente lo compramos de tetrabrik?

El inicio del boom de las cervezas artesanales

Las cervezas artesanales están finalizando la implantación entre el gran público y comienza su proceso de consolidación. Este nuevo paso debe darse en el año 2019. Cada vez son más los consumidores que inician ese camino hacia una cerveza de mayor valor organoléptico. No se trata de una moda, ya que la cerveza ha estado siempre presente entre los consumidores de bebidas alcohólicas en España. Se trata más bien de reorientar los gustos hacia una bebida con un amplio abanico en estilos sin la pasteurización añadida. La cultura vinícola en nuestro país sabe diferenciar entre un vino de tetrabrik y uno con denominación de origen. Esta situación está comenzando a aflorar en el campo de la cerveza. Efectivamente, los consumidores empiezan a interiorizar las diferencias entre una elaborada industrialmente y otra de manera artesanal. A esta situación ayudan sobremanera los distintos festivales que se organizan anualmente en España. Basta con destacar el de Mash, Mediona, Poble Nou, Barcelona Beer Festival, Zaragoza Beer Festival, L’Hospitalet y un largo etcétera.

Las grandes apuestas por la calidad de las cervezas artesanales

Hoy en día han aparecido distintas cerveceras que cuentan sus lotes de producción por triunfos. En Catalunya destacan Soma, Garage Beer, Wylie, Espiga, La Pirata y Montseny, por nombrar algunas. La mayor parte se centran en el estilo IPA: India Pale Ale. Sin duda es la variedad artesanal que más está triunfando entre los consumidores de cervezas artesanales. Lúpulo, amargor y grados alcohólicos. En los últimos tiempos han aparecido sub-estilos como las Brut IPA y las IPA con lactosa. Todo un mundo de sensaciones que conllevan el no retorno a las cervezas industriales a quien ha entrado en él. En el resto de España destacan Basqueland, Drunken Bross, Naparbier, Laugar, Dougall’s o Jakobsland, por nombrar algunas. Sin olvidar tampoco a dos recién llegadas de referencia como la madrileña Península y la aragonesa Cierzo.

Latas de gran formato, ediciones limitadas y colaboraciones

Los consumidores de hoy en día suelen huir del conservadurismo en sus demandas. Estamos ante individuos que les gustan las nuevas experiencias, el aquí y ahora. Sin duda estas cuestiones están ya abordadas por el sector cervecero artesanal. A nivel general, las grandes microcerveceras apuestan por una gama base aunque con cada vez menos referencias. Su día a día se debate en la elaboración de cervezas con los ingredientes más frescos del momento que ofrecen nuevas experiencias de sabor. Son ediciones limitadas que los consumidores aceptan como nuevos retos. Además, entre ellas colaboran en conocimientos para sacar cervezas con un mayor grado de calidad e innovación. La lata se ha convertido en el envase de referencia y mira al futuro con gran optimismo. Sus diseños artísticos y en muchos casos gamberros completan la presentación. En definitiva, si entras, te quedas.